Tokio, la búsqueda de Robi

Dia 12 – La zona de Ueno

Tenemos una misión desde que organizamos el viaje a Japón. Mi compañero venía buscando un robot que a España no llega.

Ueno Park

Hoy nos levantamos con muchas ganas de empezar el día, ya que vamos a ver la zona de Ueno, que es donde tenemos el hotel, hay un parque muy grande con un zoo que es conocido porque era donde tenían los pandas, tiene un lago muy grande con barquitos de pedales y se supone que es un sitio genial para ir a ver el Hanami (el florecimiento de los cerezos). Pero llueve bastante, así que no hay barquitos funcionando.

 

La mala suerte del primer día que siempre nos llueve… Ueno Park

Nos enfundamos los chubasqueros y los paraguas, que ya les queda poco para terminar de romperse (son de esos pequeños que se recogen mucho). El mío es de Pucca y fue un regalo, al que le tengo mucho cariño, pero ya ha pasado por dos operaciones de rehabilitación casera (ñapas) y el de mi compañero, es de esos automáticos que se abren con un botón, solo que, en vez de abrirlo, lo dispara ¡Eyección!

Es muy divertido verle la cara después de que el paraguas sale disparado como 2 metros.
Así que una de nuestras misiones de hoy es conseguir paraguas nuevos.

La otra misión es encontrar a Robi Jr. Una versión light de un robot que está sacando De Agostini por fascículos pero que en España no sale, solo en UK, Italia y Japón. El que construyes por piezas es muy completo y tiene muchas funciones, este que estamos buscando es una versión pequeña que habla un poco contigo y te responde a algunas frases.

Lo más difícil ha sido encontrar las tiendas de robótica en Akihabara. Porque como hay pisos y pisos y unas encima de otras, y la mayoría de los carteles están en japonés, es complicado enterarse.

Lo bueno es que la mayoría de tiendas tienen mapas de los edificios de aquí y las tiendas que hay en cada uno así que preguntando encontramos las más difíciles.

Tras recorrer 4 o 5 tiendas de robótica y flipar mucho con lo que tenían allí montado, con las piezas que vendían o con los mini portátiles (tamaño Nintendo DS), dimos en la última que además parecía la más seria, Robot Center /Vstone. Menos mal que en estas tiendas la mayoría entiende inglés, porque en algunos casos es un problema muy grande.

Así que aquí esta Robi Jr:


Tras eso conseguimos nuestros paraguas, esta vez el otro no es automático al abrirse, sino al cerrarse (pensamos que así era más seguro), y el mio es muy pequeño cuando se recoge y su funda ¡es un oso! Lo podéis ver dos fotos más abajo.

Comimos en un “italiano” que había en un sótano.

Me sorprende mucho que la mayoría de los platos tienen sabores muy suaves, quitando el curry o cualquier picante y la soja, todo lo demás es suave. Las pizzas no sabían a nada.

El caso es que pregunté si aceptaban tarjeta porque nos habíamos quedado sin efectivo y comimos allí, pero la maquinita no aceptaba las tarjetas nuestras después de todo y es que depende del banco a que pertenezca acepta unas u otras. Por lo general con Visa no suele pasar, quitando 2 o 3 sitios. Así que mi compañero se quedó como fianza en el restaurante y me fui a la estación a buscar la información, porque el cajero también tiene que permitir la tarjeta, y por suerte los de los 7eleven permiten visa.
El cajero no estaba a nivel de calle…no. Estaba en un centro comercial dentro de la estación en el tercer piso al lado de otro restaurante O.o

Dinero conseguido, ahora a pagar y a seguir con las compras… Aunque decían que no nos preocupáramos es un mal rato, pero bueno, muy amables y todo bien al final.

De frikeo me acordé muchísimo de algunos amigos con muchas tiendas y exposiciones. Voy a mencionar aquí a Migueru (Asturias). Porque siempre que veo algo de Caballeros del Zodiaco me acuerdo de él. Y aquí era muy a menudo. Y con las cosas de Sailor Moon me acuerdo de mi amiga Yotsuba, que además vive allí y la visitaré en unos días.

Ojalá pudieran probarse
Sailor Moon love…

Siguiendo con la temática de robots, como algunos sabréis tengo BJD (muñecas articuladas). Son de resina, un material más rígido que el plástico pero un poco más frágil a los golpes. El caso es que mi aquí mi compi lleva detrás de la muñeca grande (SD) ya un año, diciendo que quiere probar a robotizarla, pero claro, tendría que hacerle agujeros, lijarla, atornillarla…y yo lo siento pero la mía costó mucho dinero para andar haciéndole esas perrerías, además de que me encanta y no quiero estropearla.
Le comenté sobre otro tipo de muñecas que su esqueleto no es de gomas, como las mías y el material es plástico o silicona, las Dollfie Dream, o en su defecto de la marca Azone (donde compré la última). Pues volvimos y se ha comprado una enorme de 60cm.

Cuando llegamos al hotel abrimos a Robi y a la Azone. A esta última la desmontamos entera para ver si le valía lo que tenía o podía cortarlo o que hacer. Me da penita, pero mejor esta nueva que no una de las mías, hay como unos 300€ de diferencia mínimo. Tengo ganas de ver que hace con ella.

Por cierto, desde que llegamos aquí, me apetecía muchísimo volver a ver el anime de Lovely Complex, porque me parece muy muy divertido. Y ahora que en este hotel tenemos wifi en la habitación lo estamos viendo por la noche. ¡Es genial!

El día 13 es la siguiente entrada, estamos ya en nuestro último destino y hay mucho por ver. No te pierdas la ruta de mañana, que la tengo bien descrita aquí.

¡Hasta mañana!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s