Kioto, el templo dorado

Dia 7 – Kioto y el templo dorado

Hoy tenemos un par de visitas importantes, así que nos levantamos pronto y nos dirigimos al templo Dorado. Uno de los más recomendados en todas las páginas de turismo por Japón.

Kinkaku-ji

Kinkaku-ji

El templo tiene un lago alrededor, es todo muy bonito, como sacado de un cuento. Las paredes son doradas como bien indica el nombre y la verdad es que con la luz del sol era difícil sacar fotos sin brillos raros.

Una vez que has visto el templo, desde la distancia por el tema del lago, puedes hacer un recorrido por los jardines de allí y tienen varios puestos que venden amuletos y predicciones (como en la mayoría de templos). Aprovecho para coger un par, porque son muy bonitos para unas amigas.

Tras el camino, el templo y un par de santuarios, nos dirigimos a otro templo que está hacia el noroeste de Kioto y nos encontramos con un restaurante de sushi express que resultó muy divertido para comer, aunque hacían falta instrucciones para muchas cosas.

Hay una barra que rota el sushi y que circula con bastante variedad, pero si quieres algo concreto, que no termina de salir, puedes ordenarlo mediante una pantalla táctil y viene por la barra de arriba a toda velocidad, parándose directamente en tu mesa.

Después tienes que meter los platos que hayas cogido por una ranura especial para ellos bajo la barra móvil y se van sumando. Cada 5 sale una historieta anime y es posible que te toque un regalo que sale de un dispensador que hay sobre las dos barras, como los gashapon (las bolas de plástico de toda la vida, que tienen dentro algún juguete).

Muy divertido la verdad. Y estaba bastante bueno y a buen precio. Menos de 1€ de media cada plato.

Todavía no me acostumbro a comer con té verde en vez de agua…

Proseguimos nuestro camino al Ryoan-ji y al Toji-inn, donde tienes que descalzarte para entrar y el suelo está helado… Así que en cuanto podíamos nos quedábamos al sol.
Si, me compré calcetines de dedos… muy cómodos para usar el calzado típico de aquí
Ambos templos también tenía un jardines espectaculares, con partes zen de arena con dibujos y jardines muy cuidados. Me quedé un rato observando a un trabajador del templo, que estaba arreglando una parte del jardín.

Alucinada con lo despacio que hacía las cosas, todo como muy ceremonioso la verdad.

Y el silencio, es increíble lo relajado que puede estar uno en medio de una ciudad cuando encuentras un santuario como estos que estuvimos visitando. Es perfecto para un paréntesis de tanto ruido y gente.

IMG_5305_O

Lo bueno es que en estos santuarios también tienen habitaciones montadas al estilo tradicional y puedes ver como organizaban las cosas dependiendo de la habitación.

En estos casos echaba de menos tener un guía que te contara más cosas. Pero no nos daba tiempo a ver el resto si lo cogíamos…

Ahora entiendo porqué la mayoría de los calzados son fáciles de poner y quitar, lo de los cordones es un rollazo inmenso. Así había visto Converse sin cordones porque llevan goma por dentro cosida, debe de ser una versión oriental o algo por el estilo.
¡Pude probar melón pan casero! Y está delicioso, o como dicen aquí “oishii”. Este bollo, para los fans de Shakugan no Shana (una serie de anime) será muy conocido, es lo único que comía la protagonista en los recreos. Y la verdad es que no me extraña. Terminamos desayunando esta maravilla todos los días que podíamos.
Toca volver, desde la estación de Hanazono (a la que vendremos mañana de nuevo) hasta Kioto central. Vamos en busca de un robot.
Mientras buscamos el robot vamos a dos centros comerciales, en uno de ellos tienen una mega papelería con rotuladores Copic de los que estoy enamorada y a muy buen precio, así que caen en la bolsa unos pocos.
Cuaderno de Alicia, Copics para piel y un marca relieves con la K

El robot estaba sin existencias en los dos sitios, y yo me hice con un foulard porque perdí el mío y la verdad es que hacía bastante frio sobre todo por las mañanas..

Zona Namco

Alucinamos pepinillos… Time Crisis V cuando en España nos quedamos en el III.

Hay un montón de videojuegos en los recreativos que les dan mil vueltas a cualquiera que tenemos en nuestro país. Viendo esto te das cuenta de que somo un poco penosillos, si no fuera por las consolas que venden a nivel mundial no nos enteraríamos ni de la mitad de las novedades.

Juegos para usar tus cartas (físicas). Me llamaron mucho la atención, porque he jugado a alguno pero siempre son considerados de mesa, no en una máquina. Esto me recuerda a series como Yu Gi Oh!, Card Captor Sakura o incluso alguna de las temporadas de Digimon (no te asustes, dije que era friki desde el principio).

Las ranuras señaladas son la posición de las cartas

También había uno que me recordaba a un juego de la Play Station 2 para la EYE Toy, no se si lo conocéis, se llamaba “ritmo loco” y me recordó muchísimo a una pareja de amigos 😉

Y los juegos infantiles son una pasada. Con arena y el juego proyectado sobre ella para que los niños escarben… Me parece una idea genial, aunque conociendo lo trol que somos en este país seguramente tendrían que rellenar la arena todas las semanas aquí. El problema es que no cuidamos lo que tenemos y eso hace que tengamos menos cosas.
Por hoy os cuento hasta aquí y os dejo por aquí el enlace al octavo día para que sigáis el orden de lectura 😉
IMG_5310_O.JPG

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s