Matrioskas – Muñeca tradicional Rusa

Seguramente ya las conoces. Puede que hayas tenido alguna en algún momento de tu vida porque es un souvenir muy típico de Rusia, aunque su origen no está allí en principio. Su nombre más conocido es Matrioska,  pero también se les llama Mamushka o Babushka. A finales del s. XIX uno de los nombres más comunes de las niñas rusas era “Matriona” y, en el afán de adaptar estas muñecas a la cultura y costumbres de Rusia, se les atribuyó ese nombre.

Originariamente vienen de Japón. No se sabe muy bien si se llevaron a Rusia para una exposición o una tienda de juguetes.

El cuento del fabricante de Matrioskas

En la vieja Rusia vivía Sergei un fabricante de muñecas. Un frío día de invierno, Sergei encontró un trozo de madera pesado, seco y muy viejo, y con él talló una muñeca a la que nombró Matrioska. El fabricante decidió conservar a la muñeca con él y cada mañana la saludaba: “Buenos días Matrioska. 

Un día la muñeca respondió al saludo de Sergei y a partir de allí todos los días ambos conversaban. Pero una mañana Matrioska se encontraba muy triste y le explicó a Sergei que le gustaría tener una hija. El fabricante le explicó que debía extraer madera de su interior y que sería muy doloroso. Matrioska aceptó el sacrificio, Sergei quitó la madera y talló una muñeca similar pero más pequeña a la que nombró Trioska. 
Ocurrió que también Trioska sintió la necesidad de ser madre. De modo que el viejo Sergei extrajo la madera de su interior y fabricó una muñeca aún más pequeña, a la que puso por nombre Oska. Al cabo de un tiempo también Oska quería tener su propia hija, pero al abrirla Sergei se dio cuenta de que sólo quedaba un mínimo pedazo de madera. Sólo una muñeca más podría fabricarse. Entonces Sergei tuvo una gran idea. Fabricó un pequeño muñeco con bigotes al que llamó Ka: “Mira Ka, eres un hombre, recuerda que no puedes tener un hijo o una hija de dentro de ti”.
Matrioskas rusas

Su historia

El cuento recoge muchos detalles de lo que es la mentalidad maternal: nos habla de instinto, de sacrificio, de  dolor, satisfacción, recompensa…

Llegaron al país siberiano sobre el 1890. Y aunque la idea original viniera del país nipón, seguramente de las Kokeshi, el concepto de guardar objetos dentro de otros iguales ya existía en Rusia, y era aplicado a manzanas talladas en madera y a huevos de pascua. El número es variable que puede ir desde cinco hasta el número que se desee, siempre y cuando sea un número impar.  La Matrioska con más muñecas de la que se tiene conocimiento posee 75 unidades.

Matrioska abierta

Suelen ser pintadas a mano y tener mucho colorido. A veces las muñecas interiores son iguales entre sí, pero pueden diferenciarse en la expresión de la muñeca o en el recipiente que sostienen.

Se modernizan

Como consecuencia de su popularidad han aumentado su variedad, traspasando sus límites tradicionales. Se pueden encontrar Matrioskas representando familias con mascotas incluidas; También se pueden encontrar de iconos tales como futbolistas, Harry Potter, o diversos personajes populares.

Hoy te enseño las mías, que les tengo mucho cariño por ser un regalo cuando era más pequeña.

Matrioska, muñeca rusa

2 respuestas a “Matrioskas – Muñeca tradicional Rusa

  1. Son muy bonitas (otro uso que se puede hacer con ellas es jugar a los bolos xD Pero sólo si se les tiene poco cariño) :3
    Yo la duda que tengo es el origen (que también lo puedo buscar por internet, me ha surgido ahora, jajaja) 😮

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s